Días con desprolijidades y errores en el HCD

Días con desprolijidades y errores por los que ha pasado el Concejo Deliberante de la ciudad de La Punta en las últimas sesiones.

Desde las idas y vueltas en la aprobación de las memorias y balances del ejercicio 2019 del ejecutivo municipal (por supuesta falta de documentación respaldatoria, según aducen desde un sector, o por falta de tiempo en controlar grandes volúmenes de información , aducen desde otro sector). A la omisión en actas de lo procedido por una concejal en una sesión extraordinaria. Errores desde la presidencia, y una votación cuestionada por un mal procedimiento, entre otras tantas cuestiones que han dejados muchos grises en las recientes sesiones del mencionado Concejo Deliberante.

Desde iniciado el periodo de sesiones legislativas de este año, que dicho sea de paso empezó una semana más tarde de lo habitual (11 de marzo) es que se viene dando vuelta con el expediente N°0626-IM-MDLP-2020 Memoria y Balance 3° Cuatrimestre Ejercicio Fiscal 2019.

Como en otros años, el análisis de dicho expediente para que se pronuncie el Concejo Deliberante sobre el mismo, es un proceso que requiere de una minuciosa tarea de verificación de las cuentas, gastos, erogaciones, y demás elementos que conciernen a los balances de la gestión municipal en el periodo 2019.

Si bien existen plazos para su pronunciación, por ejemplo a través de la ordenanza 366 -2018 establece en su Art 9 que el Concejo Deliberante analizará los estados y se pronunciará sobre las rendición de cuentas dentro de los 60 días corridos. Razón por la cual, de no expedirse despacho de comisión al respecto, se convoca una sesión extraordinaria para el tratamiento de dichos balances. También es cierto que la documental que debe acompañar al expediente debe justificar lo que en el mismo dice o expone en cuanto a las cuentas del ejercicio fiscal 2019. Es en ese punto, donde los concejales Juan Pablo Martínez y María Isabel Valdivielso, solicitaron la información que respalda a dicho ejercicio.

Atento a esta situación, por despacho en minoría de la concejal Luciana Perano que fue aprobado con el voto del presidente del Concejo Luciano Ayala, se les habilita día y horario para verificar esa información en oficinas del municipio de La Punta. Sin embargo ese mismo día, con diferencia de unas pocas horas, es convocada la sesión extraordinaria para aprobar el expediente en cuestión que refiere a los balances y memorias del 3er cuatrimestre del ejercicio 2019. Razón por la cual los concejales Valdivielso y Martinez manifiestan que es imposible en tan pocas horas, verificar y controlar un caudal enorme de documentación e información que consta de 100.000 fojas aproximadamente (según el despacho de la Concejal Luciana Perano del 19/03/2020), por lo que PARA EVITAR ANALISIS APRESURADOS, POCO SERIOS Y EXTEMPORÁNEOS, la información y documentación respaldatoria del expediente en cuestión debería haberse presentado a los 30 días de concluido el 3er cuatrimestre del 2019, lo que no fue cumplido de manera oportuna por el ejecutivo municipal.

Después de estas idas y venidas con dicho expediente finalmente, en la sesión extraordinaria convocada por el presidente del HCD de La Punta Luciano Ayala se aprobó, la Memoria y Balance del Tercer Cuatrimestre del Ejercicio Fiscal 2019 remitido por el poder Ejecutivo Municipal. y aquí es donde aparecen otras cuestiones de mayor controversia…

 

>>Un desempate que no correspondía

En el proceso de votación de los correspondientes balances y memorias del 3er cuatrimetre del 2019, los concejales Juan Pablo Martínez y María Isabel Valdivielso se abstuvieron de votar. Sin embargo, Con dos votos afirmativos (Perano y Ayala) se considero en dicha sesión , a través de la secretaía legislativa, que las abstenciones , sumado a los votos positivos producían un empate, por lo que se procedió a un desempate (en manos del presidente del Concejo Luciano Ayala valiéndose del art 24 que manifiesta que el presidente «… al votar lo hará en su carácter de Concejal y tendrá doble voto en caso de empate»). Por lo que, con dicha votación, quedaron aprobados finalmente las memorias y balances del 3er cuatrimestre del 2019 del municipio.

Esto claramente fue un error, que la misma concejal Valdivielso advirtió en la misma sesión, y pidió se modificáse o ratificase bajo el art. nº 104  que menciona que «si se suscitasen dudas respecto al resultado de la votación, cualquier Concejal podrá pedir ratificación, la que se practicará con los mismos Concejales que hubieran tomado parte de ella».

El pedido de Valdivielso le fue denegado por Ayala, presidente del Concejo, amparándose en art. 50 del Reglamento Interno Del Honorable Consejo Deliberante, en la que manifiesta que «….solo se podrán tratar el o los asuntos para lo cual fue convocada» referido a la sesión extraordinaria. Ya que Ayala estimó que lo planteado por Valdivielso excedía el tema en cuestión que era e motivo de dicha sesión (segundo error).

 

>>Omisión en actas, de lo planteado por la concejal Valdivielso<<

El tercer error,  fue cuando los concejales Juan Pablo Martinez y María Isabel Valdivielso constataron que en las actas de la sesión extraordinaria del día 26 de mayo, donde se aprobaron los balances del 3er cuatrimestre del ejercicio fiscal 2019 del municipio, no aparecía el planteo presentado por Valdivielso en relación a la votación.

Hecho que implicaba un grave error por tratarse no solo de la voz de una concejal, sino del hecho en el que se ponían en evidencia un error en la votación.

Por ello, en la ultima sesión del día 03 de junio, se pidió un cuarto intermedio para cotejar que dicha acta estuviese completa, y luego de varios idas y vueltas (cuartos intermedios mediante) debió accederse a lo solicitado por los concejales Valdivielso y Martinez.

Esta última cuestión, finalmente fue aclarada, y reconocida por el propio presidente del Concejo, Luciano Ayala, en la minuta de comunicación que presentó ante el Concejo y fue leído en la sesión ordinaria del 03 de junio del corriente año .

 

 

 

 

También te podría gustar...