La verdad sobre un paro de transporte que afecta a todos.

Mucho se ha dicho sobre el paro que actualmente afecta a varias localidades del interior de la provincia y de gran manera a nuestra ciudad de La Punta. Algunos adjudican la demora en la resolución del conflicto a la patronal por sus decisiones arbitrarias en el manejo administrativo de los sueldos de los choferes; otros se lo adjudican al sindicato quien ha tomado una postura inflexible y autoritaria; otros aducen si es materia del municipio interceder en beneficio de su propia comuna con alguna solución alternativa.
Lo cierto es que los hechos marcan un ida y vuelta que perjudica a los vecinos de cada localidad y que cada parte tiene sus argumentos con los que justifica la razón de dicho paro.

15491810_10211171495034398_130960598_o
Esta mañana los trabajadores se manifestaron en la puerta de la empresa, con algunas riñas y desmanes. Hubo pintadas en los colectivos para agredir a los dueños de la firma. De hecho, se ha podido apreciar en los pocos interurbanos que recorren esta mañana nuestra ciudad, que algunos tenían pintados con aerosol insignias como » chorros», «ladrones», etc
De acuerdo a lo informado por la UTA San Luis, la medida de fuerza continúa a pesar que ayer la Justicia solicitó que levanten el paro que comenzó el miércoles. El titular de dicho sindicato, José Narváez, aclaró que el comunicado emitido por la justicia fue un “mamarracho judicial” porque “aún no está cerrada la instancia en Relaciones Laborales.
Sin embargo, lo que pudimos averiguar, es que con fecha 29 de noviembre el citado sindicato (UTA) comunicó el paro para el 7 de diciembre y solicitó audiencia – sin supeditar el paro al resultado de la audiencia – sino que el paro se hacía de igual manera. El Programa de Relaciones Laborales fija entonces audiencia para 5 y 6 de diciembre, y solicita a UTA deje sin efecto el paro por no ser procedente ya que continúan las negociaciones. Cabe destacar en este punto que las negociaciones habían sido abandonadas de manera unilateral por UTA el 17 de octubre, solicitando postergarlas hasta nueva fecha.
La UTA de manera incomprensible no acepta levantar el paro para acudir a la audiencia de 5 y 6 de diciembre . Esto provoca que la Empresa de transporte no acepte ir a dicha audiencia ya que no puede negociar bajo presión (con el paro efectivo). En función de ello se reprogramó audiencia para el 15 de diciembre.
El 6 de diciembre, desde el Programa de Relaciones Laborales se  realizan dos reuniones de manera individual con cada parte. En primer término UTA manifestó que si la empresa aceptaba acudir a la audiencia colectiva»espontánea» ellos de presentarían. En la segunda reunión, la empresa no puso objeción alguna de ir a la audiencia colectiva «espontánea», pero en dicha reunión UTA presentó una nota ratificando el paro para el 7 de diciembre, a lo que la empresa anunció que acudiría a la justicia ante la falta de predisposición por parte del sindicato.
Un juez intervino y tras reconocer que el trámite administrativo debe continuar con la Audiencia del 15 de diciembre, por sentencia obliga a la UTA a levantar el paro. UTA desobedece el fallo. Sale otra sentencia de la justicia ordenando dejen salir los buses de la sede de la empresa y sale otra sentencia aplicando multa a UTA por no acatar el fallo.
Habida cuenta de que el conflicto esta judicializado, es decir, es la Justicia quien debe tomar cartas en el asunto, dadas tales circunstancias, es que el Programa de Relaciones Laborales y el Ministerio de Gobierno no toman intervención para que resuelva la justicia.

Algunos medios intentan buscar culpables y, hacer su ardid político, en descrédito de alguna autoridad, o del gobierno de turno, a veces lo hacen mintiendo, pero desde VecinosdeLaPunta.Net te mostramos todas las aristas del caso, para que se entienda que este es un conflicto donde se intenta mediar, y la postura inflexible de una parte, en este caso el sindicato, hace que no se llegue a una solución; por otro lado, la defensa de los derechos de los trabajadores que argumentan los destratos que reciben por parte de la empresa; y por otro lado, sin soluciones alternativas que permitan brindarle a la gente la posibilidad de viajar a sus trabajos y obligaciones con la mayor normalidad posible, hacen que este conflicto se haya tornado un tema candente para la sociedad.

 

También te podría gustar...