Siguen las quejas en La Punta por las demoras del interurbano

Un problema que sigue sin encontrar su solución. Los vecinos de la ciudad de La Punta se quejaron por la frecuencia en los recorridos del transporte interurbano. Afirman que los micros no pasan a horario y deben esperar hasta una hora para abordar una unidad. Señalan que el problema se genera en las primeras horas de la mañana, cuando las paradas de colectivo se llenan de estudiantes que van al trabajo o al colegio, al mediodía, con el cambio de turno escolar y con la vuelta a casa. Las zonas más afectadas son las del barrio Los Lapachos y Uocra, donde los retrasos también se verifican después de las 22.

“Estamos en el olvido”, afirmó Lorena, una vecina del barrio Los Lapachos. “Mi hijo todos los días llega tarde a la escuela. Tuve que hacer una nota a la directora pidiéndole que no le pongan media falta por la tardanza”, señaló. Todos los días, por la Avenida Serrana, grupos de estudiantes caminan en busca de las paradas de colectivos. Éste es el caso del cruce entre la entrada del Uocra y el Módulo 15, por donde pasan los micros de ruta 3 y de Licitación 22.

“El cole debería pasar a las 7:20, pero llega a las 7:50. Hay que hacer una guardia desde las 7 para agarrarlo. Encima suben el boleto, es un descaro”, agregó Lorena.

Los vecinos del barrio Uocra, aseguraron que los colectivos de la empresa Sol Bus pasan cada una hora, tanto el que hace el recorrido por calle Justo Daract como el que va por Favaloro. “Demora una hora en venir, tarda otra hora en llegar al centro. Si lo perdés son dos horas que te atrasás”, afirmó Silvia, que vive en la zona, y agregó: «Encima al Line no se lo ve por el barrio”.

“Para mí faltan unidades. Yo voy a la facultad y llego tarde todos los días porque pasa el de Favaloro que da un vueltón. El Line pasa casi al mismo horario que el Sol Bus, así que ni se nota la diferencia. Convendría que lo pongan en una frecuencia intermedia”, opinó Natalia, una vecina. “Es obvio que se atrase en el recorrido porque es largo y sube mucha gente, pero falta organización por parte de la empresa”, agregó Ayelén, usuaria de Sol Bus.

Los choferes dicen que son la cara visible de la empresa y que por eso la gente se quejan a ellos. Aseguran que uno de los factores que influyen en la demora del recorrido se debe a la congestión vehicular que se genera en la entrada a la capital, en particular en el tramo que comprende Avenida del Fundador, Caídos en Malvinas y Bolívar. Afirman que las horas pico tardan entre 20 y 30 minutos en circular por la zona, tiempo que es prácticamente irrecuperable en el resto del viaje.

“Hay turnos en los que se trabaja muy tensionado. La gente no entiende que este trabajo demanda estar muy bien físicamente y emocionalmente”, comentó un chofer del interurbano.

Fuente. El Diario de la República

También te podría gustar...